Factores para determinar la fuente correcta de financiamiento

Una gestión financiera eficiente exige diversos tipos de toma de decisiones.

Una decisión importante para cualquier organización es decidir las fuentes para la obtención de fondos. En términos generales, la categoría de finanzas disponible para cualquier negocio es deuda y capital.

La proporción de financiamiento de estos dos determina la estructura de capital de un negocio. Al tomar tal decisión, uno debe asegurarse de que se adapte a las condiciones del negocio.

Por lo tanto, al seleccionar las fuentes de financiación para los negocios, se deben tener en cuenta factores como el costo, el riesgo, el control y la flexibilidad.

  1. a) Costo de las finanzas

Cada fuente de financiación conlleva cierto costo, conocido como el costo del capital. Mientras hablamos sobre el financiamiento de la deuda, además de las expectativas de los prestamistas, una ventaja de la deducción de impuestos indirectamente reduce el costo de la deuda.

La tasa de interés o la tasa de cupón es el costo que paga la empresa por usar el capital de la deuda.

Cuando se comparan los costos de dos fuentes amplias, la deuda resulta ser una fuente de financiamiento más barata, ya que los cargos financieros sobre la deuda son un gasto deducible de impuestos mientras que el dividendo no lo es.

Por ejemplo: Si el interés pagado por la deuda a largo plazo es del 10% (D) y la tasa del impuesto es del 50% (t), el costo efectivo de dicha deuda para el negocio es:

D (1-t) = 10 (1-50%) = 5%

  1. b) Riesgo asociado a la fuente de financiamiento

Una empresa está expuesta a diversos tipos de riesgos. Estos riesgos deben considerarse al decidir sobre la fuente de financiación.

Por ejemplo, en caso de que una empresa dependa principalmente del financiamiento de la deuda, se dice que está altamente apalancada, ya que conlleva un alto riesgo financiero.

Es decir, si los reembolsos de la deuda no se realizan a tiempo, esto puede llevar a acciones legales y por lo tanto, existe el riesgo de quiebra.

El alto apalancamiento financiero también afecta los ingresos por acción. Entonces, para decidir una estructura de capital óptima, una empresa debe analizar el grado de apalancamiento que puede tolerar.

Opciones como el leasing México ha apoyado a que en lugar de un endeudamiento, se prefiera a un arrendamiento. Esto definitivamente es para valorarse de acuerdo a las circunstancias de la empresa.

  1. c) Dilución de Control y Gestión

El control y la gestión en manos del propietario se diluyen con más y más equidad introducida desde fuera del negocio.

Los promotores o propietarios que no desean perder el control de un negocio y prefieren mantener la toma de decisiones importante en sus manos, considerarán la financiación de acciones solo hasta cierto nivel.

  1. d) Flexibilidad en el reembolso

Juega un papel importante en la decisión de la estructura de capital. Una empresa funciona en un entorno empresarial dinámico en la actualidad. Debe ser capaz de responder a los shocks repentinos en su flujo de flujos de efectivo.

Una empresa altamente apalancada puede enfrentar la escasez de efectivo en condiciones adversas, lo que puede llevar a la venta de activos, etc. para la generación de efectivo.

Además, en casos extremos, una empresa puede tener que dar un paso de reestructuración de capital o incluso liquidación en el peor lado.

Además de los factores cruciales discutidos anteriormente, algunos otros factores también juegan un papel en la selección de fuentes de fondos.

Al igual, el costo de flotación, que es alto en caso de equidad. De manera similar, las reglas regulatorias de varios cuerpos también deben adherirse.

Lo mejor que puedes hacer, es recurrir con los especialista para ayudarte a conocer las mejores alternativas. Empresas como Unifin te puede asesorar perfectamente en ello.

Te invitamos a nuestra página web: www.unifin.com.mx/